El baterista de Mötley Crüe ha decidido dar una vuelta de tuerca a su estética y apareció el pasado fin de semana con dos nuevos tatuajes en su rostro, obra de los Mario Barth Tattoo Studios.



Destaca, sobre todo, el tatuaje que Tommy Lee luce en la parte derecha de su cara, consistente en una palabra o frase con caracteres japoneses de dimensiones nada despreciables.

No resultan mucho más discretos los puntos que se van desvaneciendo sobre su ceja izquierda unidos a las estrellitas cada vez más pequeñas que ya antes tenía tatuadas a la izquierda de su ojo izquierdo, acompañadas de una suerte de corazón también de nueva confección conformado por una clave de sol al revés y una clave de fa, en lo que comporta un inequívoco guiño a su pasión por la música.

Nikki Sixx, su compañero de filas en Mötley Crüe, reaccionó con un comentario a la publicación de Instagram de Lee: “Luce guay. Yo también necesito actualizar algunos de mis tatuajes también. Genial”. Asimismo, el guitarrista de Rob Zombie, John 5, comentó: “Están muy chulos, me encantan”. Muchas reacciones fueron positivas, pero más de uno de los comentarios se preguntan “¿por qué?” o manifiestan que los tatuajes faciales no son santo de la devoción del todo el mundo. Entre los detractores de los tatuajes faciales está el hacha de Slayer y Exodus Gary Holt, que el año pasado compartió su alarma por la cantidad de raperos jóvenes que los portan.

Pospuesta al verano de 2021 a causa del coronavirus la gira junto a Def Leppard, Poison y Joan Jett & The Blackhearts que iba a suponer el regreso de Mötley Crüe a los escenarios cinco años después de su último show enmarcado en una supuesta gira de despedida, Tommy Lee aprovechará para poner en circulación su nuevo disco en solitario. Saldrá este mismo verano con el título de ‘Andro’ y con un gran peso de la música electrónica y el hip hop, lo cual, a buen seguro, “molestará” a parte de sus fans, como el propio batería reconocía.


 
Ver esta publicación en Instagram

@mariobarthtattoo 🙏🏻

Una publicación compartida de T🥁ɱɱ¥ ᒪEE (@tommylee) el